Numismática en Venezuela

 

Historia del Billete en Venezuela

El billete de banco o papel moneda es simplemente un papel con un determinado valor impreso que contiene ciertas medidas de seguridad para evitar su falsificación. No tiene valor por sí mismo, en el pasado tenían convertibilidad al oro o la plata que respaldaba su emisión, en el presente ya no es así, ahora es aceptado como medio de pago por la confianza que la sociedad les otorga, por su poder de compra y por el respaldo del instituto emisor. De igual forma los billetes son dinero porque así lo decreta la autoridad que lo emite, facultada por una ley de la República, que además declara que las monedas y billetes son de obligatoria aceptación en todos los pagos que se hagan en el país. Comúnmente se suele reservar el nombre de moneda para las piezas de metal, y el de billete para las de papel.

El papel moneda es de corta duración, puesto que al circular y sufrir los efectos de la humedad, dobleces y suciedad, van deteriorándose muy rápidamente. Luego regresa al instituto emisor donde son sustituidos por billetes nuevos y posteriormente se incineran.

Los antecesores a los billetes de banco actuales pueden situarse históricamente en la Europa medieval, cuando el oro y la plata solían guardarse en arcas seguras de establecimientos, generalmente de orfebres, para solucionar el problema de conversión entre las distintas monedas existentes y para la protección a posibles robos o hurtos. Este depósito era certificado mediante un recibo que luego era utilizado en operaciones de pago, con la garantía de retirar el metal especificado en el documento al presentarlo en el establecimiento del orfebre. Con el tiempo se emitieron comprobantes en pequeñas denominaciones y con sumas redondas para facilitar su circulación.

El lienzo de El Tocuyo se usó como dinero dentro y fuera de Venezuela, se podría decir que simulaba un billete. Era una tela de alta calidad fabricada en el país, que consistía en un tejido de algodón hecho de una manera especial y desconocida. En el Cabildo de Caracas con fecha 13 de marzo de 1603 se leyó una Real Cédula, fechada en Valladolid, dando la aprobación para permitir el trueque en todas las ventas y contrataciones en la Provincia de Venezuela, como ropa y otras cosas a trueque de frutos, harina, lienzo de algodón y zarzaparrilla. Más tarde consta en Acta del Cabildo de Caracas de fecha 19 de octubre de 1626 la petición del Alcalde Juan Sánchez Morgado para que puedan correr cueros de ganado para pagar. Los cuales se recibían en los hatos y algunos comercios como moneda.

En la época colonial la actividad bancaria era ejercida mayoritariamente por las grandes Compañías Mercantiles, como la Compañía Guipuzcoana que por Real Cédula del 25 de septiembre de 1728 comienza a administrar el comercio de Venezuela hasta el año 1776 cuando dejó de ejercer sus funciones, llegando a tener un monopolio principalmente en la comercialización del cacao venezolano, exportándolo a España, México, Canarias y las Antillas.

Época de la Independencia (1810-1819)

billeteLos primeros billetes venezolanos fueron emitidos en 1811 por el Gobierno Republicano en valores de 1, 2 y 4 pesos. Los creadores de estos billetes tomaron como ejemplo a los asignados (assignat, ver figura), que eran billetes franceses resultantes de la unión de los billetes de descuento autorizados por Luis XVI en 1788 y puestos en circulación en 1789, y los bonos del estado emitidos por la recién creada Asamblea Nacional. Los primeros asignados tenían como respaldo las tierras confiscadas a la iglesia y ofrecían un interés del 5 %, mostraban a Luis XVI y algunos adornos, luego su aspecto se fue simplificando paulatinamente a través del tiempo.

De estos primeros billetes venezolanos se distinguen tres emisiones [1] diferentes, las cuales surgieron como consecuencia de la casi inmediata falsificación. Esto obligó al Congreso a ordenar nuevas emisiones con diferentes características. La primera emisión (1811-12) lleva las firmas de Roscio, Tovar y Blandín, la segunda emisión (1812) las de Sata, Alustiza y Yarza y la tercera emisión (1812) las de Sata, Yarza y Salicrup.

República de Colombia (1819-1830)

La Ley Fundamental de la República de Colombia (denominada por la historiografía como la Gran Colombia, para diferenciarla del actual país), promulgada el 17 de diciembre de 1819 crea dicha República. Reuniendo las Repúblicas de Venezuela y la Nueva Granada en una sola. Su territorio era el que comprendían la antigua Capitanía General de Venezuela y el Virreinato del Nuevo Reino de Granada. Y se dividió en tres grandes Departamentos: Venezuela, Quito y Cundinamarca, este último comprendía las provincias de la Nueva Granada, cuyo nombre quedó suprimido en ese momento. Las capitales de estos Departamentos eran las ciudades de Caracas, Quito y Bogotá. El 30 de agosto de 1821 el Congreso sancionó la Constitución de esta naciente República. Venezuela se separa oficialmente de Colombia el 23 de septiembre de 1830 cuando el Congreso de Valencia sanciona la carta de la nueva República de Venezuela.

Existen billetes impresos por la casa Peter Maverick, New York, U.S.A., que contienen el escudo de armas de Colombia, inicialmente eran hojas completas que fueron recortadas por los comerciantes y luego vendieron individualmente cada billete.

República de Venezuela (1830-1863)

Bancos Privados

En este período se fueron estableciendo bancos privados [2] con facultad de emitir billetes al portador de acuerdo a su capital. Al mismo tiempo se realizaron emisiones por el estado y otras compañías.

El primer banco establecido en el país fue el Banco Colonial Británico, siendo este una sucursal del Banco Colonial de Londres (The Colonial Bank). Se fundó el 29 de julio de 1839 con un capital de $ 300.000, era un instituto de emisión, depósito y descuento que fue autorizado a emitir billetes, los cuales se realizaron en denominaciones de $ 5, 10, 20, 50 y 100, y terminó sus operaciones por la ley de espera de 1849. El director en Caracas era Leandro Miranda, hijo del Precursor. Este banco financió las actividades de negociantes y hacendados, otorgando préstamos al 12% anual. Sin embargo, a los pocos años de creado sus acciones iban en descenso, y los fondos que sustentaban los billetes; y sus directores se encontraban en Londres, por lo que no eran muy bien recibidos para las transacciones de la población caraqueña. Podría decirse que este sea un de los motivos por los cuales no se han conseguido muchos ejemplares de estos billetes.

Con la Ley del 17 de mayo de 1841 dictada por el congreso, se creó el Banco Nacional de Venezuela, con un capital de $ 2.500.000, con facultad para emitir billetes y las realizaron en las denominaciones de $ 5, 20, 100 y 500. Se conoce a través de las actas del banco, que fueron impresos en Boston los billetes de $ 5 y 20. Cesaron sus operaciones por el decreto del Congreso del 23 de marzo de 1850. Esta era una empresa conjunta entre el Gobierno y una mayoría accionaria del sector privado nacional y británico.

El 4 de diciembre de 1855 se formó la Compañía de Accionistas con un capital de $ 600.000 y emitió billetes relativos a este capital. Cesaron sus operaciones en marzo de 1858.

Entre 1859 y 1861 la República de Venezuela emitió billetes de Deuda Pública al portador, y algunas de estas emisiones llevaban firmas de comerciantes de buena reputación y respaldo. Se conocen billetes de las Provincias de Aragua, Barquisimeto, Caracas, Cumana, Guárico y Yaracuy.
Bajo el Gobierno del General José Antonio Páez se constituyó el Banco de Venezuela, comenzando sus actividades el 1 de noviembre de 1861. Este no tuvo relación con el Banco de Venezuela fundado en 1890. El capital fue de $ 4.000.000 y finalizó sus operaciones el 30 de noviembre de 1862 por quiebra.

Estados Unidos de Venezuela (1864-1953)

El 1ro de enero de 1865 se estableció el Banco de Londres y Venezuela Limitado en Caracas y se fijó un capital de 500.000 Libras Esterlinas. Fue liquidado en 1867.

El 9 de diciembre de 1870 se creó por Decreto del Presidente de la República General Antonio Guzmán Blanco, la Compañía de Crédito en Caracas y el 24 de diciembre de 1872 se dictó otro Decreto aprobando el contrato para constituir una Sociedad Anónima con el título de Compañía de Crédito, el cual permitió la emisión de billetes al portador, con un capital de 160.000 venezolanos. Se liquidó en julio de 1876.

El primero de septiembre de 1871 se estableció la Compañía de Crédito de Puerto Cabello, y emitió billetes hasta por el monto de 30.000 Pesos. Funcionó hasta el 31 de diciembre de 1872.

El 13 de junio de 1872 se estableció la Compañía de Crédito de Maracaibo, y podía emitir billetes hasta por $ 23.500. Funcionó hasta el 31 de diciembre de 1872.

El Estado de Guayana emitió entre los años 1874 y 1880, varias series de billetes que circularon dentro del propio estado. Se conoce que hubo 4 series emitidas: tres hechas por el Tesoro del Estado de Guayana (1874-1879) y una hecha por el Concejo Municipal de Ciudad Bolívar, Departamento Heres (1880). El estado Guayana comprendía en esa época, al territorio que hoy ocupan los Estados Bolívar, Delta Amacuro y la zona en reclamación del Esequibo.

En julio de 1876 se estableció la primera de tres sociedades de crédito de nombre Banco de Caracas. Esta 1ra sociedad se abrió con un capital de 160.000 venezolanos y se liquidó en julio de 1877. La segunda se formó el 11 de agosto de 1877 con un capital de V. 200.000, fue aumentado a V. 327.000 y se liquidó el 27 de marzo de 1881. La tercera fue establecida el 1 de marzo de 1878 con un capital de V. 260.000, y se liquidó en febrero de 1884.

El 20 de julio de 1882 se fundó el Banco de Maracaibo, por la Sociedad de Mutuo Auxilio de Maracaibo. El capital fue de Bs. 160.000 y fue aumentado cuatro veces a través de los años, siendo el último de estos en 1925 a Bs. 2.500.000.

El 24 de marzo de 1883 se constituyó una Junta Organizadora del Banco Comercial en Caracas, y en agosto del mismo año se inició este banco en sus actividades. Su capital fue de Bs. 3.200.000. Este banco practicó la liquidación del tercer Banco de Caracas con un capital de 260.000 venezolanos. En 1890 aumentó su capital a Bs. 8.000.000, para posteriormente transformarse en el Banco de Venezuela.

En diciembre de 1883 fue fundado el Banco de Carabobo por el Sr. Domingo A. Olavarría en Valencia Edo. Carabobo, con un capital fijado de Bs. 500.000 a Bs. 800.000. En 1890 el Banco de Venezuela adquirió este banco y se encargó de sus operaciones.

El 18 de agosto de 1890 inició sus actividades el Banco de Venezuela, como producto de la transformación del Banco Comercial de Caracas y la absorción del Banco de Carabobo. Se fundó con un capital de Bs. 8.000.000 que luego fue cambiado en tres oportunidades de la siguiente manera: El 16 de marzo de 1897 se aumentó a Bs. 15.000.000, el 4 de mayo de 1899 se redujo a Bs. 12.000.000, y posteriormente fue aumentado a Bs. 24.000.000 en 1921. Este fue el banco que más emitió billetes y con gran variedad de diseños, hasta que en 1940 fue relevado de la facultad de emitir billetes.

El Banco Caracas fue creado en 1890, con un capital de Bs. 6.000.000. Este banco no estuvo relacionado con los tres Bancos de Caracas establecidos entre 1876 y 1878.

El Estado Bermúdez emitió billetes en 1896, con la denominación de: “título a favor del portador” en los valores de 1, 5, 10, 20, 40 y 500 Bolívares, se erigió el 27 de abril de 1881, por acuerdo de la legislatura regional que cambió el nombre de una de las 9 grandes entidades llamada Gran Estado de Oriente, creado en 1879, por el de Gran Estado Bermúdez o de estado Bermúdez. De mayo a septiembre de 1881 la Capital provisional fue Urica y su primer presidente el general Pedro Vallenilla, luego la capital pasó a ser la ciudad de Barcelona hasta 1901. La superficie de su territorio era de 81.304,45 km2 y su población de 257.867 habitantes. El 9 de diciembre de 1898 la Legislatura del mismo estado Bermúdez decretó su disolución, y se confirmó en la Ley de Autonomía de los estados del 27 de abril de 1899. Poco después de la derrota de la Revolución Libertadora, el Congreso Constituyente reunido en Caracas, derogó la Constitución de 1901 y promulgó otra el 27 de abril de 1904 restituyendo nuevamente el estado Bermúdez, teniendo como capital la ciudad de Cumaná. Se mantuvo hasta el 5 de agosto de 1909 cuando por mandato constitucional se restableció la división territorial de 1864, desapareciendo definitivamente dicho estado.

En 1916 fue creado en Maracaibo el Banco Comercial con un capital de Bs. 400.000. Luego su nombre fue ampliado a Banco Comercial de Maracaibo. Posteriormente elevo su capital a Bs. 2.000.000, apareciendo este monto en los billetes de la emisión de 1928.

El 9 de junio de 1925 se fundó en Caracas el Banco Venezolano de Crédito, por resolución del Ministerio de Fomento, con un capital de Bs. 6.000.000. Con la creación del Banco Central de Venezuela en el año 1939, perdió la facultad de emitir billetes.

En 1917 fue constituido el Banco Mercantil Americano que en 1918 se transformó el Banco Neerlando Venezolano, para luego convertirse en el Banco Mercantil y Agrícola en 1926. A partir de este año se emitieron los primeros billetes con un capital de Bs. 8.000.000. Con la creación del Banco Central de Venezuela en el año 1939, perdió la facultad de emitir billetes.

Leproserías Nacionales (1940-1958)

En 1940 el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social recogió las monedas que circulaban en las Leproserías Nacionales, y emitió billetes en valores de 25 y 50 céntimos, y Bs. 1, 2 y 5. El papel era de baja calidad, trayendo como consecuencia su rápido deterioro y reemplazo frecuente. Esta emisión de billetes fue motivada por la falsificación de las monedas. En la publicación de Manuel Rojas de 2019: La Numismática de los Lazaretos en Venezuela. Revisión Histórica y Catálogo, se indica que existen piezas del Lazareto Nacional Maracaibo de Bs. 10 y 20 que son falsas, fundidas con un diámetro menor; para las de Bs. 10 corresponden a 30 mm, y para las de Bs. 20 se tiene el siguiente rango: 31,16 - 32,2 mm.

El diseño de ambos lados del billete es el mismo con medidas de 134 x 57 mm, algunos ejemplares llevan un sello de caucho identificando el leprosario donde circuló, de los cuales se han reportado dos con las siguientes leyendas: 1. En la circunferencia exterior se lee en mayúsculas: Estados Unidos de Venezuela – Isla de Providencia, y en la interior: Administración del Lazareto, y el escudo nacional en el centro con siete estrellas en el borde superior; 2.  En la circunferencia exterior se lee en mayúsculas: EE. UU. de Venezuela – Dirección de la Leprosería de Isla de Providencia, y en la interior: Ministerio de Sanidad y Asistencia Social.

Se han identificado tres (3) tipos de billetes: A, B y C; los cuales se diferencian por la imprenta y la firma de la autoridad: A.- Impreso por: La Litografía y Tipografía El Comercio, firmado por Carlos Diez del Ciervo, quién asumió el cargo de director de Gabinete en el recién creado Ministerio de Sanidad y Asistencia Social en 1936, y posteriormente Director de Asistencia social en 1939. B.- Impreso por: Litografía y Tipografía el Comercio, firmado por Miguel Zuñiga Cisneros, quién asumió el cargo de Director de Asistencia social en el Ministerio de Sanidad entre los años 1943 y 1948. C.- Impreso por: Editorial Bellas Artes, firmado por Leopoldo García Maldonado, quién asumió el cargo de director de Salubridad Pública entre los años 1936 y 1941, y posteriormente fue médico jefe de la División de Hospitales del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social entre los años 1951 y 1958.

Existen actas donde se especifican algunos intervalos de los seriales numéricos, en las distintas denominaciones que se emitieron, y fueron publicadas por el Sr. Luis Romero en el artículo: Papeles de Numismática Zuliana, Boletín Numis, nº 19, pp. 33-48, Caracas, 2000. Se realizaron 3 emisiones, siendo la primera en 1940, la segunda y tercera sucedieron entre 1945 y 1958. En 1958 se ordena la supresión de estas piezas consideradas innecesarias, debido a los avances en el tratamiento de la lepra.

Banco Central de Venezuela (1940-presente)

La emisión múltiple de billetes por parte de los bancos privados venezolanos se prolongó hasta septiembre de 1939, fecha en la cual se promulga la ley que creó al Banco Central de Venezuela, entidad con la potestad exclusiva de emitir monedas y billetes. Los billetes de la banca privada fueron recogidos por el BCV, al igual que el oro que los respaldaba, con el objeto de retirarlos de circulación y sustituirlos paulatinamente por billetes centralizados.

Los primeros billetes del BCV se emitieron en diciembre de 1940, antes de su inauguración oficial que se realizó el primero de enero de 1941.

Los colores distintivos de los billetes se basaron en los emitidos por el Banco de Venezuela, que representaban el mayor volumen del total de los billetes en circulación del país. Verde para el de 20 Bs, anaranjado el de 50 Bs, marrón el de 100 Bs y azul para el de 500 Bs. El tamaño tiene su origen en las dimensiones adoptadas en los billetes de los Estados Unidos de América, las cuales son: 69 x 156 mm. Este tamaño solo se ha variado en las emisiones de 1 y 2 Bs en 1989, cuyas medidas son: 55 x 115 mm.

República de Venezuela (1953-1999)

Los billetes llevan en el escudo, la inscripción: “República de Venezuela”, materializado en los billetes fechados a partir del año 1954.

República Bolivariana de Venezuela (1999 - Presente)

Con la aprobación de la nueva Constitución en diciembre de 1999 por referéndum popular, se cambia el nombre del país a República Bolivariana de Venezuela. El 18 de enero del 2002 el Banco Central de Venezuela pone en circulación el nuevo billete de 10.000 Bolívares, con la denominación de REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA.

El Banco Central de Venezuela decidió revocar el curso legal (desmonetización) de los billetes de las denominaciones de Bs. 5, 10, 20, 50 y 100, a partir del 1 de febrero de 2006, y los de la denominación de Bs. 500 a partir del 7 de febrero de 2007.

El 7 de marzo del 2006 fue aprobada por la Asamblea Nacional la Ley de Reforma Parcial de la Ley de Bandera, Escudo e Himno Nacional, esta ley entró en vigencia a partir de su publicación en Gaceta No 38.394 del 09 de marzo de 2006.

Una de las consecuencias de esta reforma es la variación del Escudo de Armas y lo que más resaltó fue el cambió del caballo, el cual quedó como lo indica el artículo 8 del capítulo III:

“El tercer cuartel será azul, ocupará toda la parte inferior del Escudo de Armas y en él figurará un caballo blanco indómito, galopando hacia la izquierda de quien observa y mirando hacia delante, emblema de la independencia y de la libertad; adoptándose para tal efecto la figura del caballo contenido en el Escudo de la Federación, de fecha 29 de julio de 1863”.
También se varió la bandera nacional agregando una nueva estrella, esta propuesta se basó en el decreto pronunciado en Angostura (hoy Ciudad Bolívar) por Simón Bolívar, Jefe Supremo, el 20 de noviembre de 1817 que, en su Artículo Único, establece: “A las 7 estrellas que lleva la Bandera Nacional de Venezuela, se añadirá una como emblema de la Provincia de Guayana. De modo que el número de las estrellas será en adelante, de 8”.
Mediante el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Reconversión Monetaria dictado por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez, publicado en la Gaceta Oficial N° 38.638 de fecha 6 de marzo de 2007, se cambia la escala monetaria del país a partir del 1 de enero de 2008, con lo cual se reexpresa la unidad del sistema monetario en el equivalente a un mil bolívares. El bolívar resultante de esta reconversión, continuó siendo divisible en cien (100) céntimos. En consecuencia, todo importe expresado en moneda nacional antes de la citada fecha, fue convertido a la nueva unidad, dividiendo entre 1.000, y llevado al céntimo más cercano, mediante el redondeo respectivo.

En la nueva escala monetaria, la moneda continuó con el nombre de “bolívar” pero, para distinguirla de la unidad circulante, durante un período transitorio a la palabra “bolívar” se le añadió el adjetivo “fuerte”, para quedar “bolívar fuerte”. Este se representó con el símbolo “Bs.F.”.

Una vez que los billetes y monedas metálicas anteriores dejaron de circular y el público se familiarizó con la nueva unidad, se volvió a utilizar únicamente la palabra “bolívares”. Las nuevas especies monetarias eran: Monedas de Bs.F. 1; 0,50; 0,25; 0,125; 0,10; 0,05 y 0,01. Billetes de Bs.F. 100, 50, 20, 10, 5 y 2.

El Directorio del Banco Central de Venezuela, en su sesión ordinaria del martes 31 de mayo de 2011, estableció que la circulación de los billetes y monedas del viejo cono monetario cesaran el 31 de diciembre de 2011. Por tanto, desde el 1 de enero de 2012 las piezas metálicas y los billetes de la anterior familia no tendrán poder liberatorio; es decir, no podrán utilizarse para realizar transacciones comerciales.

En este sentido, el 31 de diciembre de 2011 salieron de circulación los billetes de Bs. 50.000, Bs. 20.000, Bs. 10.000, Bs. 5.000 y Bs. 1.000, así como las monedas metálicas de Bs. 1.000, Bs. 500 y Bs. 100, Bs. 50, Bs. 20, Bs. 10, Bs.5, Bs.2 y Bs.1.

Las personas que, el primer día del año 2012, conservaron en su poder billetes o monedas del viejo cono podían acudir a las oficinas del banco comercial, público o privado, de su preferencia para realizar el canje por las piezas puestas en circulación en enero de 2008. Asimismo, la población podía dirigirse a las taquillas N° 21 y 22 del edificio sede del Banco Central de Venezuela en Caracas y a las taquillas N° 12 y 13 de la Subsede Maracaibo de este instituto para hacer efectivo el cambio.

De acuerdo con la decisión del Directorio del BCV, y en atención a lo previsto en las Disposiciones Transitorias Tercera y Séptima del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Reconversión Monetaria, hasta el 31 de diciembre de 2011 se usó la expresión “bolívares fuertes” o el símbolo “Bs.F” en las obligaciones de pago que se contraigan en moneda nacional, así como la referencia a “bolívares” y “bolívares fuertes” en los instrumentos por los cuales se ofertan los precios de bienes y servicios, y otros que expresen importes monetarios, por lo que  a partir del 1° de enero de 2012 sólo se requerirá el uso de la expresión “bolívares”  o el símbolo “Bs.”

Con la ampliación del cono monetario anunciado por el Banco Central de Venezuela el 7 de diciembre de 2016 se agregaron seis nuevos billetes de Bs. 500, Bs. 1.000, Bs. 2.000, Bs. 5.000, Bs. 10.000 y Bs. 20.000; y monedas de Bs. 10, Bs. 50 y Bs. 100, que se incorporaron de manera progresiva.

El 1 de noviembre de 2017 el BCV anunció la entrada en circulación del nuevo billete de 100.000 bolívares, dando continuidad a la ampliación del cono monetario. El cual coexistió con los que se incorporaron progresivamente a partir de diciembre de 2016, así como con el papel moneda puesto en circulación en 2008. Este billete de 100.000 bolívares, caracterizado por un dominante tono amarillo, comparte elementos gráficos con el de 20.000 bolívares, como la reproducción del retrato Bolívar diplomático que muestra en su anverso y las imágenes del Cardenalito y el Parque Nacional Waraira Repano en su reverso. Se convirtió en la de mayor denominación dentro del cono monetario venezolano, posee marca de agua; fondo antiescáner que dificulta la copia o impresión digital; microtextos; registro perfecto complejo; marca para personas con discapacidad visual; imagen visible bajo luz fluorescente; impresión tipográfica fluorescente y magnética; imagen latente e intaglio, ambas sensibles al tacto. Destaca su hilo de seguridad aventanillado que entra y sale del papel, holográfico y fluorescente, que se ve amarillo bajo la luz ultravioleta y en el que se puede leer el texto “BCV 100”. Igualmente, la tinta ópticamente variable en la denominación en número en el anverso: al inclinar el billete y bajo la incidencia de la luz, cambia de dorado a verde.

El miércoles 14 de marzo de 2018 el BCV anunció la entrada en circulación de una versión del billete de 100 mil bolívares, que incorpora un nuevo elemento de seguridad. La pieza, que coexistió con el anterior billete de Bs 100 mil, añade una marca de agua con la imagen del rostro del Libertador realizada por Philippe Froesch, que surgió de los estudios realizados a los restos exhumados del padre de la patria, y presentados en el informe de la reconstrucción facial en 3D en julio de 2012, y el electrotipo “BCV”, los cuales se observan con nitidez al contraste con la luz.

El 22 de marzo de 2018 el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, anunció una reconversión monetaria, que entraría en vigencia a partir del 04 de junio, la cual consistía en la eliminación de tres ceros al cono monetario en circulación, con la finalidad de simplificar las transacciones, así como los sistemas de cómputos y registros contables. Maduro informó que el Bolívar Soberano sería emitido por la Casa de la Moneda de Venezuela. El nuevo cono monetario está conformado por 8 billetes (Bs.S 2, Bs.S 5, Bs.S 10, Bs.S 20, Bs.S 50, Bs.S 100, Bs.S 200 y Bs.S 500) y dos monedas (50 céntimos y Bs.S 1) que sustituirán a la actual familia de billetes. Con esta Reconversión Monetaria mil bolívares pasarían a ser 1 Bolívar Soberano (Bs.S), designación que llevará el nuevo signo para facilitar el proceso de familiarización de la población con la nueva escala. Estos billetes tienen la particularidad de que todas sus marcas de agua corresponden a la imagen del rostro del Libertador realizada por Philippe Froesch.

El Banco Central de Venezuela (BCV) informó que a partir del 11 de abril de 2018 entra en circulación en todo el territorio nacional una emisión del billete de 20.000 bolívares con nuevas características en su anverso. La pieza coexistió con el billete de Bs. 20.000, que estaba en circulación y cuenta con un hilo magnético de seguridad de 0.8mm, así como el cambio del color en la denominación.

La fecha de entrada en vigencia de la reconversión monetaria, prevista anteriormente para el 4 de junio, fue diferida al 04 de agosto de 2018, así lo indica la Gaceta Oficial N° 6.379 Extraordinario, con fecha viernes 01 de junio de 2018. Posteriormente en Gaceta Oficial N° 41.446 de fecha 25 de julio del 2018 se publicó el Decreto N° 3.548 sobre el cambio de la entrada en vigencia de la reconversión monetaria a partir del 20 de agosto, así mismo el decreto establece en el Artículo N° 1, la reexpresión de la unidad monetaria resultante de la división entre cien mil (100.000), es decir, que se suprimirán cinco (5) ceros al cono monetario vigente, sustituyendo la versión inicial que refería la eliminación de tres (3) ceros.

El 14 de agosto de 2018 en nota de prensa el BCV informó que las piezas del cono monetario circulante con denominación igual y superior a mil bolívares (Bs. 1.000) cocircularán con el Bolívar Soberano. El titular del ente emisor explicó que desde el billete de Bs.1.000, hasta el de Bs. 100.000, de la circulante familia de billetes continuarán en circulación, tal como sucedió durante el proceso de reconversión que se dio entre 2007 y 2008 en el país. Los billetes de mil (1.000), 2 mil (2.000), 5 mil (5.000), 10 mil (10.000), 20 mil (20.000) y 100 mil (100.000) bolívares, del cono monetario vigente, son los que coexistirán con el Bolívar Soberano, después del 20 de agosto las piezas del cono monetario vigente con denominación inferior a mil (1.000) bolívares pudieron ser depositadas en las instituciones bancarias.

El Banco Central de Venezuela (BCV) anunció que, a partir del 13 de junio de 2019, tres nuevos billetes se incorporan a la actual familia de especies monetarias. Las nuevas piezas son de Bs. 10.000, Bs. 20.000 y de Bs. 50.000, presentando similares características del anverso de Bs. 500 variando el color en cada caso.

Con la nueva reconversión monetaria que entró en vigencia el 20 de agosto de 2018 y la ampliación del 13 de junio de 2019, el nuevo cono monetario está conformado por 11 billetes (Bs.S 2, Bs.S 5, Bs.S 10, Bs.S 20, Bs.S 50, Bs.S 100, Bs.S 200, Bs.S 500, Bs.S 10.000, Bs.S 20.000 y Bs.S 50.000) y dos monedas (50 céntimos y Bs.S 1).


[1] Sthor, Tomás. El papel moneda en la Primera República, Caracas, 1999.
[2] Rosenman, Richard. Billetes de Venezuela, Caracas, 1980.


Referencia:
.- Tomado del libro de Germán Hernández: 2021 Cómo Coleccionar Billetes Catálogo Venezolano 1811-Presente, 6ta. edición, Caracas, Venezuela, 2020, pp. 10-18.


Actualizado el 23 de octubre de 2020



Numismática en Venezuela
www.numismatica.com.ve


numsmaticahernandez

Facebook: Numismática Hernández
Numismática Hernández


Numismática Hernández

nhernandez1999